24 Agosto 2011

Tras marcar un nuevo máximo histórico ayer en 1.913 $ la onza troy, el precio spot del oro ha corregido bruscamente, tocando un mínimo de 1.826 $ la onza, desde donde se ha recuperado parcialmente para cotizar ahora en torno a los 1.850 $/oz. No es raro ver ventas precipitadas cada vez que el oro escala a nuevos máximos; de hecho vimos una corrección muy similar cuando se traspasó el nivel de los 1.800 $ a principios de este mes.

Precisamente este nivel debería ahora actuar como soporte para el precio del oro.

No sólo persiste la tendencia alcista y el oro continua estando infravalorado como muestra esta excelente presentación de Mike Maloney, sino que además los fundamentales siguen mejorando. Los gobiernos y los bancos centrales, que son compradores netos desde 2010, aprecian cada vez más las virtudes del oro a medida que otros valores refugio se tambalean. La petición de Venezuela de repatriar su oro ha llamado la atención sobre la escasez de oro físico, especialmente en comparación con la abundancia de “oro de papel”, y ni que decir tiene en relación con la cantidad de activos de papel en general.La Ministra Alemana Ursula Von der Leyen pidó ayer que los receptores de fondos de rescate de la eurozona aporten oro como garantía.

Todo esto no ha evitado que abunden los titulares de la prensa financiera llamando al oro “burbuja”, a los que ya estamos acostumbrados cada vez que el oro marca un nuevo máximo. La falta de interés y conocimiento del oro por parte de la prensa financiera ha sido una constante durante este mercado alcista, que dura ya 10 años. Es natural que un activo en el que aún hay muy poca gente invertida reciba mala prensa, pero esto es precisamente una señal anecdótica de la ausencia de una burbuja o manía especulativa. La presencia de una burbuja puede determinarse de forma objetiva analizando la valoración de un activo, algo que nos perdemos si nos concentramos sólo en el precio y nos dejamos llevar por la ilusión monetaria que provoca el utilizar una vara de medir de longitud inconstante.

Las acciones se valoran mediante el PER, la rentabilidad por dividendo y otros ratios. Los bonos se valoran por rentabilidad y riesgo de impago, las materias primas mediante un modelo de oferta y demanda. Las divisas se valoran teniendo en cuenta política monetaria, indicadores macroeconómicos y riesgo geopolítico. ¿Có mo se valora el oro

?

La mayoría de los comentaristas financieros ni siquiera se han planteado esta pregunta. Los pocos que lo han hecho suelen meter al oro en el mismo saco que otras materias primas y se sorprenden de la falta de correlación con estas, sin entender que la relación inventario-flujo hace del oro algo distinto de cualquier otra materia prima. Algunos observadores más agudos utilizan modelos actuariales para valorar el oro como si de un seguro se tratase, un seguro contra la devaluación del dólar.

El oro es dinero.

El oro es dinero y es así como debería valorarse. Ha de compararse con otras monedas como el dólar, el euro o el yen. Son sus propiedades como reserva de valor, medio de pago y unidad de cuenta las que importan. La relación entre las reservas de oro mundiales y la oferta monetaria de las principales divisas, así como la política monetaria de los principales bancos centrales, tienen su reflejo en su tipo de cambio con el oro. Es por eso que las medidas relativas,como el Fear Index de James Turk, nos dan una idea mucho mejor de si el oro esta sobre- o infravalorado que todos los titulares juntos.

Fuente: GoldMoney News


Si esta interesado en formarse en inversiones   le recomiendo el Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com