La expropiación de la principal empresa privada de la Argentina ha generado una repercusión tanto local como internacionalmente.

Se trató de un fuerte anuncio de parte del Gobierno contra el capital privado, sobre todo el extranjero. La expropiación del 51% de las acciones de YPF no hace otra cosa que aplicar un nuevo golpe a la ya alicaída confianza de los inversores argentinos y extranjeros.

En este sentido, el malhumor se ha contagiado al resto de las empresas cotizantes por temores sobre mayores medidas expropiatorias, sobre todo en las empresas del sector de los servicios públicos, como pueden ser las gasíferas o eléctricas.

Vale la pena prestar atención a los siguientes datos y hechos para entender cómo esta medida afecta al inversor y cómo se produjo el efecto desgaste sobre la empresa:

– El valor de mercado de YPF se redujo a casi la mitad en menos de un año como consecuencia del conflicto. El 31 de mayo de 2011, la acción de YPF alcanzó los AR$ 204,3, lo que implicaba que la compañía tenía una capitalización de mercado de AR$ 80.353 millones (o US$ 19.598 millones). El lunes, la cotización de la acción fue interrumpida cuando cotizaba a AR$ 116, lo que equivale a una capitalización de mercado de AR$ 45.599,6 millones (o US$ 10.363,5 millones). En concreto, en tan sólo 11 meses, el valor de la compañía se redujo en US$ 9.234 millones.

– ¿Qué pasa con los accionistas minoritarios que tenían acciones de YPF? En principio sus acciones no son expropiadas ya que este efecto alcanza a la tenencia de Repsol YPF solamente. La Bolsa de Comercio de Buenos Aires suspendió precautoriamente la cotización en el día de ayer cuando la acción cotizaba a AR$ 116. A priori, este martes debería operarse con normalidad en el recinto porteño, pero hay algo a tener en cuenta: en Nueva York la acción continuó negociándose el lunes por un período de tiempo mayor y concluyeron la jornada (hasta que fueron suspendidas) con una caída de 11,1%, en US$ 19,50. Considerando este precio, el valor equivalente de la acción en pesos estaría en torno a AR$ 107, un 7,8% inferior a los AR$ 116 que se negociaba hasta la suspensión en la Bolsa de Buenos Aires.

– El ex presidente de YPF, Antonio Brufau, señaló que el caso no quedará impune y que la empresa reclamará al Gobierno argentino la suma de 8 mil millones de euros por compensación a partir de la expropiación. Este momento, de concretarse finalmente, implicaría un precio por acción de US$ 46,55, un 138% superior al cierre del día de ayer. En ese caso, los accionistas preexistentes podrían solicitar el mismo monto si esta demanda prosperara. Sin embargo, es muy difícil que el Gobierno argentino acepte este monto y algunos especulan que la indemnización será por menos de la mitad del dinero que solicitan los españoles.

– Finalmente, el nuevo esquema accionario de la firma quedará distribuido de la siguiente manera: Estado argentino: 26,01%; Provincias argentinas, 24,99%; Grupo Petersen, 25,46%; Repsol, 6,43%; Otros, 17,11%.

En definitiva, el caso YPF marcará un punto de inflexión en el mercado de capitales argentino y no por ser necesariamente una noticia positiva. En concreto, el dólar transferencia alcanzó un nuevo máximo ayer al tocar los AR$ 5,54, un 25,9% más que el dólar oficial, reflejando el sobrecosto que los inversores están dispuestos a asumir para tener sus ahorros fuera del alcance del sistema financiero local.

Fuente: Inversor Global

Si le interesan  las inversiones lo invito a que se suscriba al Curso Gratuito: Introducción a la Bolsa De Valores completando los datos en el formulario  que se encuentra al costado del sitio.

Lo Saluda Atte.

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com