Generado por la preocupación de entrar en una nueva etapa de recesión a nivel mundial, los resultados en la mayor parte de las Bolsas Mundiales ha caído en el inicio de marzo, situación a la que se suma el ascenso del precio del petróleo, y el inicio de un nuevo periodo inflacionario.

Estos factores han impulsado el precio del oro, ya que muchos inversores se han refugiado en el metal dorado ante la incertidumbre reinante. De esta forma, en la jornada del día de ayer, el precio de la onza troy alcanzó los 1.434,9 dólares.

Los contratos futuros de oro, aquellos con vencimiento en abril, marcaron ayer un nuevo máximo histórico al terminar la sesión a 1.431,2 dólares la onza. Pero el oro no es el único beneficiado de esta nueva oleada de inseguridad.

La plata cerró en la jornada de ayer a 34,43 dólares la onza, su precio más alto en tres décadas.

En este momento es el precio del petróleo el que está marcando el paso de los mercados. Su incontenible suba, no sólo provoca un recrudecimiento de los temores inflacionarios, empujando al abismo a las Bolsas, sino que en las propias palabras de Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal de EE.UU., si los incrementos se prolongan se pone en peligro la recuperación económica del país.

El mercado es conciente de la actitud previsora de Bernanke, que lo ha impulsado a no tomarse a la ligera el efecto de las alzas del petróleo. Sin embargo, ofreció ante el Comité Bancario del Senado un diagnóstico bastante optimista sobre la economía estadounidense.

Así presentó las estimaciones respecto del Producto Interior Bruto (PIB), que prevé crecerá este año a un ritmo de entre el 3,5 y el 4%. Si bien estas cifras no son doradas, resultan lo suficiente para comenzar a corregir el mercado laboral del país.

Fuente: preciooro.es

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el  Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com