Consejos para calmar nuestras ansiedades

Si no tienes inversiones en acciones es el momento de comprar. Si tienes acciones estás al borde del pánico. Una guía para actuar en estos momentos evitando los pasos en falso.

La economía de Estados Unidos, aún la mayor del mundo, vuelve a la primera plana de todos los diarios del globo. Hace una semana estuvo al borde del default, es decir, al borde de dejar de pagar sus deudas. Un arreglo de último momento en el Congreso evito esta situación.

Y este último fin de semana la calificadora de riesgos Standard & Poor’s (S&P) decidió bajar la calificación de la deuda norteamericana de “AAA” a “AA+”. Esto implica que según esta evaluadora de riesgos, la deuda americana hoy tiene mayor riesgo de defaultque en el pasado.

El solo hecho de cuestionar la seguridad de la deuda americana es revolucionario. Deuda cada vez más grande, desacuerdos políticos de fondo, un déficit sin control y poco gastos de los consumidores son las causas de este desastre económico.

Mientras tanto, nosotros inversores vemos azorados como todo el mundo discute si esto es el fin del liderazgo americano, el fin del dólar y hasta: ¡El fin del mundo!

Pero mucho más importante que esta discusión global es el desempeño de nuestras inversiones, que en este contexto se desploman, no paran de bajar. Y como a nadie le gusta perder dinero, a medida que los mercados bajan más y más,  la ansiedad para hacer algo nos comienza a invadir.

“¡Algo tengo que hacer antes que mis ahorros de toda la vida se evaporen!”, me digo.
Y la primera tentación es vender todo y quedarme tranquilo con el efectivo. No lo pienso mucho, sólo quiero detener de alguna manera esa indominable ansiedad que me está carcomiendo.

Pero como siempre decimos, las emociones son las peores consejeras a la hora de manejar nuestro dinero.

Por ello, antes de tomar medidas que nos pueden perjudicar mucho más, repasemos algunas ideas para tener en cuenta en momentos cuando como éstos:

  1. No vender

Es difícil que en estas situaciones las emociones no nos dominen. Si esto pasa, en la mayoría de los casos, voy a comprar acciones cuando están caras y las voy a vender cuando están baratas.

¿Por qué pasa esto?
Es simple y hasta lógico, imaginemos la situación: la Bolsa no para de subir. Los rendimientos de las acciones son sorprendentes. Las historias de los inversores exitosos comi enzan a aparecer

en los medios. La sensación de optimismo ilimitado se apodera de todos. No nos queremos quedar afuera y decidimos comprar acciones. “Si todos ganan, yo también quiero hacerlo”, pienso.

Y viceversa. Cuando el mercado baja fuerte vivimos el proceso contrario.

Las historias de quiebras desastrosas, pérdidas de capital y bajas sorprendentes se apoderan de los medios. Todo es negro. Las economistas hablan de nuevas teorías económicas.

Cambios de escenarios. Incertidumbre total. El sentimiento negativo es generalizado. No queremos ser partes de esta historia. No nos queremos hundir con el barco, entonces vendemos.

Lamentablemente esta conducta, determinada por las emociones, aunque a priori sea totalmente racional, es un certificado de defunción para nuestros ahorros.

En la mayoría de los casos esta estrategia me lleva a comprar cuando el mercado está muy arriba y a vender cuando está muy abajo. Y muy usualmente cuando el mercado está muy arriba se viene una baja fuerte. Y viceversa, cuando el mercado está muy abajo todas las probabilidades son que se venga una suba. La Bolsa se maneja a través de ciclos de suba y baja. Y lo peor que podemos hacer es entrar y salir cuando no debemos.

Por ello, en primer lugar le digo: ¡No venda sus acciones justo ahora!

  1. Revisar mi plan de inversión

Todo inversor debería tener su plan de inversión escrito. Un plan donde estén claros los objetivos y las estrategias que tenemos para nuestras inversiones. Es decir, un plan que explique cómo quiero llegar a los objetivos planteados.

En un plan deben figurar cosas como el plazo de mi inversión. No es lo mismo invertir para mi retiro que para una mudanza dentro de dos años. También debo incluir el monto de dinero a obtener para poder cumplir el objetivo. Una estrategia bien clara que me permita llegar al éxito. Eso entre otras cuestiones.

De esta forma, voy a tener bien claro un plan de inversión determinado. Y este plan debe estar escrito para revisar justamente en estos momentos donde las emociones se apoderan de nosotros y no nos dejan pensar con claridad.

Por lo tanto, en estos momentos es fundamental recurrir a ese papel y releer mi plan. Luego hacerse preguntas como: ¿Mi cartera es un reflejo de mi estrategia? ¿Las inversiones que tengo siguen siendo buenas a pesar de las bajas en los precios? ¿Está claro si soy un inversor de largo plazo o un inversor de corto plazo? ¿Es mi objetivo es tomarle el tiempo al mercado, es decir, tratar de evitar las bajas y experimentar las subas?

Y, siempre en base a esto, tomar las decisiones sobre mi cartera. Pensar si es el momento de hacer cambios o no. Pero toda decisión debe ser realizada en el marco de este plan. Y si no tenemos un plan armado, no esperemos más, ¡Ármelo ahora mismo! Antes de vender arme el plan y después actúe.

  1. Hacer una lista de seguimiento ahora mismo

Los inversores profesionales hacen listas de compras con las acciones, fondos o ETFs que son atractivos para comprar. Luego son lo suficientemente pacientes para esperar el momento adecuado para actuar.

Por supuesto que nadie tiene la bola de cristal para conocer cuál es el mejor momento para comprar. Pero una baja importante en el mercado puede ser una oportunidad irrepetible. Los inversores más sofisticados utilizan el análisis técnico o el análisis fundamental como herramienta para detectar estas oportunidades.

Pero aquellos que no son tan sofisticados o que simplemente no tienen tiempo pueden estar atentos a las grandes bajas de mercado. Puede ser el momento adecuado para comprar a precio de ganga las inversiones que siempre quisimos tener. No te pierdas esta oportunidad.

Conclusión

Aquellos inversores que todavía no tienen acciones, no se equivoquen. No es el momento de evitar el mercado, todo lo contrario, puede ser el momento de comprar. Y para los inversores que están adentro, no es el momento de vender. Es el momento de reflexionar, ajustar el plan y comprar si aún tenemos efectivo.

Autor: Federico Tessore

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com

Sobre El New York Stock Exchange

La Bolsa de Nueva York conocida como “Wall Street”, ya que se encuentra en el  11 de  Wall Street, Nueva York.  Es La  mayor bolsa de valores en los Estados Unidos por volumen   en dólares, y por  la capitalización total de mercado de las empresas cotizadas.

La mayor bolsa de valores por volumen de acciones es el Nasdaq, la cual es una  bolsa de valores totalmente electrónica.

La Bolsa de Nueva York es operada por el NYSE Group. El NYSE Group también opera una bolsa de valores en segundo lugar, el NYSE Arca, antes conocida como Archipelago Exchange. La Bolsa de Nueva York adquirió Archipiélago, en diciembre del 2005 y salió a bolsa y comenzó a cotizar en el NYSE Group en  marzo del 2006. Con el  símbolo NYX.

Hay más de 2600 empresas que cotizan  con un valor de mercado de alrededor de 21 billónes de dólares  en la Bolsa de Nueva York. las empresas que no son estadounidenses tienen un rol importante con un valor de más de $ 7 billones de dólares. Los requisitos de cotización son altos. Las empresas deben mantener  normas mínimas en el número de accionistas, el volumen de operaciones, la capitalización de mercado, las ganancias, flujo de caja y otros criterios.

En la  Bolsa de Nueva York  las acciones de las diferentes compañías, se cotizan por un especialista de mercado ubicado en lo que se le llama “el piso” Un especialista es un empleado de una empresa que es miembro de la Bolsa de Nueva York y  que trabaja como un subastador para cumplir con los compradores y vendedores en una acción en particular. Esto  hace que se diferencie la  Bolsa de Nueva York  a los demás mercados como el NASDAQ,  en donde es un mercado totalmente electrónico.

El Promedio Industrial Dow Jones (DJI símbolo) es el índice más antiguo, de la Bolsa de Nueva York. Fue creado por Charles Dow, fundador de la Dow Jones & Company. Este índice se creo en enero de 1897,  se incluyeron inicialmente 12 compañías, luego se amplio a 20 en 1916 y finalmente a 30  compañ ias en 1928.

 El índice es también conocido como el “Dow Jones” o simplemente el “Dow”. El índice calcula el valor promedio de treinta de las acciones más importantes como Microsoft, Pfizer, AT & T, IBM. Dado que el Down Jones es un índice de precios ponderado de tan sólo 30 acciones, muchos recomiendan ver el S & P 500 en cambio, como un mejor indicador.

Ha habido ciertos momentos “especiales´´ para el Dow Jones . El 12 de octubre de 1914 el Dow Jones tuvo su mayor caída porcentual de la historia con 24,39% en un solo día. El 19 de octubre de 1987, la caída fue del 22,6% (Lunes Negro). La caída más grande en puntos fue el  17 de septiembre 2001 con 684,81 puntos o 7,1%.

Autor: Luciano Franzoni

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com


src=”http://aprenderainvertirenlabolsa.com/wp-content/uploads/2011/05/redes-sociales.jpg” alt=”” width=”226″ height=”223″ />Las redes sociales han explotado en el mundo y atraen a una gran cantidad de usuarios. Y a medida que sus plataformas tecnológicas nos sorprenden y nos brindan posibilidades de comunicación que nunca hubiéramos imaginado, también abren nuevas áreas de inversión igualmente novedosas en todo el planeta.

De modo que, así como achican las distancias geográficas, las redes sociales agrandan enormemente los mercados de inversión. Sin embargo, y a pesar del gran interés que provocan este tipo de compañías, hasta el momento, empresas como Facebook vienen retrasado su llegada a Wall Street, acrecentando aún más las expectativas de los  inversores tentados por este tipo de negocios.

En este sentido, LinkedIn está abriendo camino al ser una de las primeras en lanzarse a la cotización en bolsa, mientras que las “estrellas” como Facebook y Twitter todavía demoran su debut. Y abriendo el juego hacia otros horizontes, China se plantea como un epicentro de la expansión tecnológica, a través de compañías como Sina y Renren. Veamos entonces, cómo poco a poco, estos nuevos negocios tecnológicos se están convirtiendo en verdaderas oportunidades para muchos inversores globales.

LinkedIn, valuada en US$3.000 millones, al anunciar hace pocos días su inminente ingreso a la bolsa, se convirtió en una de las primeras compañías de redes sociales en comenzar el proceso de cotizar en bolsa, anticipándose a muchas otras. Según la agencia de noticias Reuters, LinkedIn Corp dijo que ofrecería 7.84 millones de acciones en su oferta pública inicial.

De algún modo, al ser puntera en la carrera de la cotización en bolsa, esta red social de profesionales de negocios posiblemente atraiga a muchos inversores que en los últimos tiempos vienen acumulando grandes expectativas, con la mira puesta en las acciones de este tipo ce compañías de redes sociales.

Pero, ¿por qué resultan tan atractivas? Todas esas empresas tienen en común su corta vida y su pujante crecimiento en los últimos años. LinkedIn fue fundado en 2002 y lanzado en 2003 como un sitio web orientado a negocios, planteándose como una red de conexión para profesionales. Para octubre de 2008, tenía más de 25 millones de usuarios registrados y, acercándonos más en el tiempo, desde abril de 2011, dispone de más de 100 millones de usuarios registrados de más de 200 paí ses, que abarcan todas las empresas del ranking de la revista Fortune de las 500 mayores empresas estadounidenses.

Más allá del horizonte

Ahora bien, en términos de crecimiento, uno de los epicentros de expansión tecnológica en los últimos tiempos ha sido, sin duda, China. Y su portal número uno, Sina ((Nasdaq: SINA), no ha perdido tiempo: ya cotiza en bolsa en Estados Unidos y, según advierten muchos especialistas, se plantea como una opción interesante para inversores osados.

Sina ofrece medios online, publicidad y servicios móviles,  y su activo más importante es una de las redes sociales de mayor crecimiento en China, Weibo, que es como una especie de Twitter, con algunas diferencias que ya les contaré más adelante.

En diciembre del año pasado, Mark Zuckerberg se tomó unas vacaciones en China. Además de descansar y practicar el idioma -hace poco, en  una conferencian en la universidad de Stanford comentó que pasaba “mucho tiempo” estudiando chino- el fundador de Facebook aprovechó su tiempo para reunirse con los dirigentes del portal chino Sina.

Y es que se trata de un mercado enorme y en permanente crecimiento. El mes pasado, el portal chino subió un 35%. Los especialistas aseguran que puede subir mucho más a medida que la empresa aproveche la tendencia cada vez más vertiginosa del auge de las redes sociales.

Un crecimiento acelerado

Desde hace cinco años, muchos analistas no han dudado en calificar a la empresa Sina como la “Yahoo” de China. Y al parecer no se equivocan, puesto que los resultados a la hora de observar el desempeño de esta compañía superan ampliamente las expectativas originales. Y los números son asombrosos. Según señalan especialistas en el tema, China saltó de ser el quinto mercado mundial de Internet, ha convertirse en el más grande por mucha diferencia.

Esta situación ha alimentado un gran crecimiento para Sina, así como también para sus productos para teléfonos celulares. Pero es su servicio de microblog el que se está convirtiendo en su hit más relevante. Se trata del Weibo, que como les adelanté, funciona como una especie de “Twitter chino” y ha crecido a un promedio verdaderamente espectacular.

El servicio se lanzó en agosto de 2009 y para finales de año siguiente, su base de usuarios se había multiplicado 25 veces, llegando a más de 100 millones. Esa cifra ya equivale aproximadamente  a la mitad del número de personas que usan Twitter en “todo el mundo”, y según lo anticipado por diversos medios, gerentes de esta compañía esperan que Weibo gane otros 50 millones de usuarios para fin de 2011.

Por otra parte la compañía aprovechó el vacío de medios sociales que se generó en julio de 2009 cuando Twitter y otras páginas de redes sociales quedaron bloqueadas en China por el gobierno. A partir de esa limitación muchos usuarios debieron sortear la llamada “gran muralla de seguridad” de China, como se le dice al sistema de vigilancia de la web del país, y tuvieron que optar por Weibo.

Como en el caso de Twitter, los posteos de Weibo se limitan a 140 caracteres. Pero como en chino muchas palabras tienen sólo dos o tres caracteres, los usuarios pueden expresar mucho más en el mismo espacio. En principio, Sina tomó a Twitter como modelo y se hizo popular como portal de noticias y blog sobre celebridades para abarcar luego redes sociales

Ahora bien, más allá de todas las ventajas que ofrece esta empresa es importante tener en cuenta que, en parte, su promisoria situación tiene que ver con el bloqueo del gobierno chino a otras empresas como Twitter o Facebook, o inclusive a un competidor anterior local llamado Fanfou. Y esta situación, si bien es buena para Sina, también es un recordatorio de la amenaza constante que representa la influencia de un gobierno autoritario, que de un momento a otro, podría influir arbitrariamente en la fortuna de la empresa.

En suma, el interés por invertir en compañías de redes sociales crece a un ritmo tan vertiginoso como el del crecimiento de las compañías que ofrecen este tipo de servicios. Ahora bien, por tratarse de propuestas nuevas y de corta vida, no dejan de conllevar sus riesgos. En este sentido, los inversores más osados podrán ver saciados sus apetitos en forma inmediata al focalizarse en este tipo de negocios, mientras que los conservadores, por ahora, posiblemente opten por abstenerse.

Autor: Federico Tessore

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com


1-Estudie y capacítese antes de invertir su dinero, ya que la diferencia entre el éxito y el fracaso en la bolsa  de valores se reduce al conocimiento y  a las estrategias que utilice.

2- Practique en una cuenta demo con dinero virtual al menos 6 meses  las estrategias que piensa utilizar antes de operar con su dinero real, es mejor que empiece a invertir  su dinero  6 meses mas tarde, teniendo ya la practica, que empiece sin experiencia y pierda todo su capital.

La Bolsa de Valores siempre estara para que Usted Invierta, asi que no se apure.

3- Apunte a calidad en vez de cantidad, es mejor que abra pocas transacciones pero que tengan altas probabilidades de salir con ganancia, que abrir muchas transacciones y que tengan un alto riesgo.

4- No arriesgue mas de un 2%  de su portafolio por transacción. Ya que es mas fácil recuperar un 2% de su portafolio, que un 5% de su portafolio.
Con esto no quiero decir que invierta un 2% de su portafolio en cada transacción en la Bolsa de Valores, si no que supongamos que el máximo riesgo que va a   correr en una transacción es el 20%, entonces puede invertir un 10% de su portafolio en esa transacción, de manera que si pierde un 20% en esa transacción, del total de su  portafolio es un 2% lo que pierde, lo cual es una perdida recuperable.

5- No invierta dinero en la Bolsa de Valores que necesite para algo importante , aun teniendo una estrategia  con alto porcentaje de efectividad y que  conozca formas de multiplicar su dinero en la bolsa de valores, si Usted necesita ese dinero, sus emociones van a estar en juego, y no va a tomar decisiones racionales si no emocionales.

6- No se guíe por noticieros y publicaciones financieras solamente, ya que estos no siempre aconsejan lo correcto.

7-Si quiere hacer crecer mas rápidamente su portafolio, invierta una parte de su portafolio en opciones sobre acciones, ya que  con   estos instrumentos gracias al apalancamiento con una estrategia efectiva se pueden lograr muy buenas utilidades en la Bolsa de Valores y podrá crecer  su portafolio rápidamente. (pero solo si ha comprobado que sus estrategias funcionan con estos instrumentos)

Autor: Luciano Franzoni

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el  Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com

Trabajar de manera independiente, desde casa, con flexibilidad de horarios y sin jefes, son algunas de las ventajas de las que puede disfrutar un trader. Y si agregamos a eso, las facilidades tecnológicas que ofrece Internet como herramienta para operar a la distancia, ser un trader aparece como una opción interesante. Pero, teniendo en cuenta los riesgos y las emociones involucradas en las operaciones bursátiles, ¿cómo convertirse en uno exitoso?

A pesar de los números, gráficos y porcentajes, el “trading” es más que una ciencia, casi podríamos decir que es un arte. Y como en toda actividad artística, el talento es importante, pero no lo es todo. Los mejores traders perfeccionan sus habilidades a través de la práctica y la disciplina. Pueden realizar un autoanálisis de sus operaciones, y tratan de ver cómo mantener el miedo y la codicia fuera de la ecuación.

A continuación veremos una serie de consejos útiles para aquellos que están interesados en convertirse en traders exitosos.

1. Definí tus metas y luego elegí un estilo de trading que sea compatible

Antes de prepararse para un viaje, es indispensable saber cuál es el destino al que uno se dirige y qué camino tomará para llegar a ese lugar. De la misma manera, en el trading es fundamental que uno tenga en claro, tanto el objetivo como lo que desea conseguir. Y para eso, es importante estar seguro de que el método de trading que uno elige, puede hacerte alcanzar esas metas. Cada estilo tiene un tipo de riesgo diferente, lo que exige una actitud y abordaje adecuado, para que a su vez, funcione exitosamente. No es lo mismo ser un trader intradiario, que uno de posiciones a largo plazo.

Y al margen del estilo, es importante asegurarse de que tu personalidad encaje. Un desacuerdo en este sentido, puede producir mucho estrés y grandes pérdidas.

2. Elegí un broker con el cual te sientas cómodo, pero al mismo tiempo, que te ofrezca una plataforma de trading que sea apropiada para tu estilo

Elegir un broker de buena reputación es de vital importancia, por eso hay que invertir un tiempo investigando las diferentes posibilidades que ofrece, conocer sus políticas y ver cómo actúa en el mercado. Sobre todo, es fundamental comprobar si se ajusta a nuestro perfil de inversor, porque un trader intradiario no tiene las mismas necesidades que alguien que opera a largo plazo, y lo mismo ocurre con el inversor que prefiere centrarse en acciones del mercado local, frente a otro que desea diversificarse en mercados internacionales. Al tomar una decisión hay que asegurarse de que la plataforma de trading del broker sea adecuada para el tipo de operaciones que uno espera realizar.

3. Elegí una metodología y luego tratá de ser consecuente en su aplicación

Antes de entrar en cualquier mercado como trader, es importante saber cómo tomarás las decisiones para poder ejecutar las diversas operaciones en bolsa. Es decir, es necesario saber qué información vas a necesitar para tomar la decisión apropiada a la hora de entrar o salir del mercado. Algunas personas prefieren el análisis fundamental, generalmente éste es el método más utilizado por los inversores a largo plazo. Otros inversores recurren al análisis técnico, teniendo en cuenta diversos indicadores y gráficos; ésta es la modalidad más utilizada en las operaciones a corto y mediano plazo.

Pero cualquiera sea la metodología que elijas, recordá ser consistente y coherente. Y luego aseguráte de que sea adaptable y flexible. Tu sistema tendrá que ajustarse a las dinámicas cambiantes del mercado.

4. Focalizáte en tus trades y aprendé a aceptar las pequeñas pérdidas

Una vez que hayas consolidado un estilo, nunca tenés que olvidarte de algo: tu dinero siempre está en riesgo. Por eso, es importante que ese dinero no sea necesario para vivir o pagar tus cuentas o cubrir gastos fundamentales. La idea es pensar que el dinero del trading es como el que usamos para las vacaciones. Una vez que las vacaciones se terminaron, ese dinero se gastó. Entonces, uno puede tener la misma actitud con respecto al trading. Esto puede prepararte psicológicamente para aceptar pequeñas pérdidas, que es la clave a la hora de manejar el componente de riego.

5. Aprovechá los fines de semana

Siempre es bueno estar preparado de antemano. Durante el fin de semana, cuando los mercados cierran, es el momento ideal para estudiar los gráficos y buscar indicadores o novedades que pueden afectar tus operaciones futuras. El mercado es ciclotímico, y las noticias que en principio despiertan gran entusiasmo, de un momento a otro pueden generar las más absoluta desconfianza. Por eso siempre hay que mantener la frialdad y la distancia para analizar el comportamiento del mercado. En un momento de tranquilidad, distancia y objetividad, uno puede planificar de manera más efectiva. Meditá sobre cada paso que vas a dar y aprendé a ser paciente.

6. Llevá un registro por escrito

Ésta es una de las mejores herramientas de aprendizaje que puede tener un trader. Imprimir un gráfico y hacer una lista de todas las razones por las cuáles uno puede realizar determinada operación, incluyendo los fundamentos que te llevaron a tomar ciertas decisiones durante la semana, resulta muy provechoso. Agregá cualquier comentario relevante. Y es importante guardar ese registro, para poder consultarlo una y otra vez. También es útil tomar nota de las razones emocionales que nos impulsaron a tomar ciertas decisiones. ¿Tuve pánico? ¿Fui demasiado codicioso? ¿Me provocó mucha ansiedad? Cuando uno logra objetivar el trabajo, puede desarrollar el control mental y la disciplina necesaria para ejecutar las operaciones de acuerdo con un sistema, en lugar de dejarse llevar por hábitos.

Los consejos que mencionamos arriba son sólo algunos de los muchos que pueden ayudarte a tener una aproximación estructurada a la actividad del trading y orientarte para que te conviertas en un trader exitoso. El trading es un arte y la única manera de volverse cada vez más profesional es a través de una práctica consistente y disciplinada. Hay una expresión que dice: “cuánto más trabajes, más suerte vas a tener”. ¡No lo olvides!

Autor: Federico Tessore

Si le gusto el Articulo lo invito a que deje un comentario.

Si esta interesado en formarse en inversiones en bolsa  le recomiendo el  Curso de Bolsa Maestría en Inversiones Bursátiles

Lo Saluda Atte

Luciano Franzoni

Email de Consultas: info@aprenderainvertirenlabolsa.com


 Page 1 of 2  1  2 »